Country en tierras criollas

Qué Pasa de El País de Montevideo.

Un estilo musical con más de 3.000 seguidores en el país.
"Cuando pensamos en música country, la imagen que nos viene es la del viejito, al mejor estilo Beverly Ricos, hamacándose en su cabaña en las montañas, afilando un palito y con su perro echado y rascándose a sus pies. Nada más lejos de la realidad".
Con esta frase introductoria, la página de la Asociación de Música Country del Uruguay (AMCU) pretende actualizar la imagen del género.
Raúl Tejeiro, actor y profesor de inglés del Instituto Anglo, es el presidente de la asociación, pero además es el conductor del programa de radio "Top Country Hits"(que se emite por internet), el único del estilo en el país. Hace diez años consiguió una beca para trabajar en la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos. Una oportunidad profesional, pero también una excusa para cumplir su sueño. Alquiló una camioneta y se largó a hacer ruta, visitando ciudades claves para la música de ese país. Desde Nueva Orleans hasta Nashville, cuna del country.
En su aventura se interiorizó en ese mundo tan particular que es la cultura country y contactó disqueras, productores y artistas, fuentes fundamentales para conformar su colección sobre el género, que hoy asciende a 4.000 discos compactos, 700 cassettes, 700 vinilos y 1.000 horas de material de video. Una de las más completas de Sudamérica. Aunque Tejeiro empezó grabando el programa en estudios, hoy lo hace desde su casa y lo cuelga en internet. El material es retransmitido por 15 radios del interior. No hay mucha oferta de este tipo de programa en español, por lo que "Top Country Hits" tiene varios seguidores de afuera. Según Tejeiro, la mayoría de las 3.000 descargas mensuales del programa vienen de Argentina. Allí el country tiene una presencia muy fuerte y los festivales reúnen a miles. Hay una verdadera subcultura. "La gente va con todo el color: botas, vaqueros y sombrero, es un fenómeno sociológico mas que musical", dice Tejeiro.

En Uruguay, el fanatismo no llega a este punto, pero el country tiene su público. En 2005, cuando se fundó la AMCU, eran 100 miembros. Hoy tiene 3.000, y desde hace ya cinco años que se realiza el Festival Internacional de Música Country del Uruguay, con artistas locales y extranjeros. En el Shannon Irish Pub de Ciudad Vieja, una vez al mes se celebra el "Sábado Country" e incluso hay una academia que ofrece clases de baile de línea, un estilo típico de esta música.
Pero, aunque hay seguidores, al country le cuesta crecer, y la identificación con Estados Unidos pesa. Daniel Viera, bajista de Bluegrass South -una de las bandas de country mas famosas de Latinoamérica- dice que el idioma es una barrera, pero también los prejuicios. "La gente malinterpreta y piensa que si escuchas country apoyás la guerra en Irak", dice Vera. Y agrega que si se conocieran los orígenes humildes y los valores de esta música, la gente sería más abierta.
Para Tejeiro esta falsa imagen existe, e incluso era peor con George W. Bush -un gran fanático del country- cómo presidente. "Ahora por suerte está Obama, que es negro y también escucha country", dice Tejeiro. (FRANCISCO MARQUES)