De DiarioVasco.com - Resumen de la serie Nashville.

Extraído de http://blogs.diariovasco.com/ por Lorenzo Mejino.
La musica country es el mayor negocio discográfico en los EEUU, que supera en ventas a otros géneros más admirados como el rock , R& B o pop, y que tiene su epicentro en Nashville, la capital del estado de Tennessee en el sur del país.
A pesar de su popularidad, las series televisivas siempre habían pasado de largo sobre ese tipo de música por el menosprecio que sufría por las elites culturales dominantes del pais, que lisa y llanamente la consideraban una música de paletos sureños, tendencia que ha cambiado hace pocos años, cuando el negocio puro y duro se impone a cualquier tipo de prejuicio.
Una de las derivadas del cambio fue la serie “Nashville” un drama ambientado en la capital del country desde el punto de vista de diversas cantantes con diferentes grados de popularidad y que tras un inicio fulgurante ha acabado renqueante su singladura emitiendo el último episodio hace pocas semanas.
Su reciente cancelación nos brinda una excelente oportunidad para analizar la tumultuosa trayectoria de una serie que se ha quedado a mitad de camino de lo que prometía, pero que nos ha proporcionado momentos muy interesantes que vamos a analizarles en el presente articulo.
Ficha: Nashville 86 episodios. Oct 2012- May 2015  Cadena : ABC (USA) Movistar plus (E)
Sinopsis: Rayna James es una gran estrella de la música country que tras muchos años en la cúspide, empieza a ver amenazado su trono como reina del género, por una joven y ambiciosa estrella emergente Juliette Barnes que quiere su lugar en la cima a toda costa, con un estilo de música mucho más dirigido a la gente joven que el country clásico de James, con el añadido de  sus vidas personales que acaban  inmiscuyéndose en sus carreras profesionales.
El inicio: Callie Khouri es una de las mujeres guionistas mas influyentes de Hollywood desde que escribió el guión original de “Thelma y Louise”, que le proporcionó el Oscar en su debut como escritora. Con ese inicio tan impresionante, era muy difícil que sus posteriores trabajos alcanzaran esa fama, pero siempre ha sido una voz muy fuerte a favor de aumentar el papel de las mujeres en la industria, tanto como protagonistas, guionistas o directoras.
Nunca se había planteado hacer television, aunque había escrito dos pilotos que no pasaron de meros proyectos que ni se rodaron, hasta que un dia su agente le llamó porque representaban tambien al “Grand Ole Opry “que es el templo de la musica country en Nashville, donde Khouri había vivido unos años en su juventud, para buscar ideas para promocionar el lugar sin saber muy bien como.
En la reunión Khouri empezó a explicar sus experiencias en la escena musical de Nashville y de repente todos se miraron y le dijeron que hay había material para una serie y se puso a trabajar a ello con la colaboración de R.J.Cutler uno de los mejores directores de documentales, que había decidido pasarse al terreno de la ficción
La pieza final vino cuando Khouri convenció a su marido el legendario productor discográfico T. Bone Burnett para que se encargara de la producción y supervisión de toda la música original de la serie, que iba a tener un papel capital en la historia.
 Khouri desarrolló el concepto de la serie a partir de su idea para la primera escena, donde se veía a una mujer sureña con su pelazo y vestida de forma imponente que se despide de su familia para ir al trabajo, que resulta ser una actuación en el Grand Ole Opry de Nashville, como estrella de la música country.
El piloto recibió la aprobación a principios de 2012 y empezó a rodarse cuando Khouri consiguió convencer a Connie Britton que era la persona que tenía en su mente gracias a “Friday Night Lights”, cuando escribia el papel de Rayna James, como explican sus protagonistas en el siguiente video promocional del estreno de la serie.

El piloto fue aprobado y se estrenó con grandes criticas y gran expectación en la temporada otoñal 2012-2013, con el siguiente trailer largo
La trama: El esqueleto central de la serie consiste en mostrarnos las interioridades de la escena de la música country de Nashville a traves de tres mujeres : la gran estrella Rayna James, la gran revelación en ascenso imparable Juliette Barnes y una debutante que intenta abrirse camino desde cero Scarlett O’Connor.
Las carreras de las tres mujeres y sus respectivos entornos, el familiar y aposentado de Rayna, el solitario y desestructurado de Juliette y el de los colegas músicos que empiezan en el caso de Scarlett.
El punto de partida es la lucha de clases entre la estrella que empieza a intuir su ocaso y la que llega arrasando con todo, con el resquemor que produce en Rayna la falta de respeto por las tradiciones y las fuentes del country que considera traicionadas por la música mucho más facilona y comercial de Juliette,  dirigida a preadolescentes  pero que es lo que funciona en las ventas.
Las historias se desarrollan en los tres entornos por separado, con algunos puntos de cruce como son las disputas entre las dos estrellas o los lazos familiares que unen al jefe de la banda de Rayna con la joven aspirante Scarlett.
La protagonista es Rayna James que lleva mas de veinte años en la cima del country, felizmente casada con dos hijas adolescentes, pero que tiene un relación tempestuosa con su padre, uno de los caciques de la ciudad y sobre todo marcada por su pasado sentimental con Deacon, su mano derecha en los temas musicales, como el líder de su banda y co-compositor de casi todos sus temas, con el que forma un triangulo bastante peculiar junto con su marido.
Sus hijas ( que también son hermanas en la realidad) quieren seguir su carrera musical y Rayna les lleva su carrera con sumo cuidado, aunque hacen sus pinitos en directo de forma mas que correcta como pueden ver en el siguiente video de una actuación en un concierto.
Mas problemático es el entorno de Juliette Barnes, una chica solitaria que ha debido buscarse la vida desde su mas tierna infancia ante los problemas de su madre y a la que la música es su única válvula de escape  dedicándose en cuerpo y alma.
Caprichosa y temperamental con un comportamiento absoluto de diva celosa, se mete en continuos problemas por todo tipo de situaciones que le causan muchos disgustos con sus fans, aunque siempre se libra y se venga como cuando canta esta canción “Don’t put dirt on my grave”, que significa “No tireis tierra sobre mi tumba”, como indirecta a todos los que la daban por perdida tras una de sus crisis personales.
La relación entre las dos divas pasa por todo tipo de situaciones desde la guerra inicial hasta un cierto aprecio mutuo, con numerosos estados y crisis intermedias, pero nunca faltaba la ocasión para que actuaran juntas en alguna ocasión especial para regocijo de sus fans como en el siguiente video.
Por último tenemos el sector de los aspirantes, encabezado por la sensible Scarlett, la sobrina de Deacon, que se gana la vida haciendo de camarera en un bar musical, donde conoce al técnico de sonido Gunnar y sale con Avery otro aspirante a cantante, completándose el grupo con Will, un prometedor cantante que debe esconder su condición gay para triunfar en el mundo homófobo de Nashville.
Sea en solitario, en duo o en grupos intentan encontrar su lugar al sol, actuando donde les dejan y donde pueden en espera de su gran oportunidad como pueden ver en el video.
Como se habrán podido imaginar la trama se complementaba con diferentes numeros musicales por episodio, que en la primera temporada tenían una enorme calidad gracias a la presencia de T Bone Burnett.
La marcha de T. Bone Burnett al final de la 1T, muy descontento por el trato que su mujer recibía de los directivos de la cadena ABC, que interferían continuamente en el desarrollo de la serie con conflictos continuos con la creadora, fue el punto de inflexión de la serie.
Nashville en su temporada inaugural fue una serie excelente, centrada en el drama y las circunstancias de unas mujeres que trabajaban en un entorno de machos alfa dominantes pero que sabían hacerse valer y controlar las situaciones, lo que unido a unos excelentes números musicales, la hacía una serie de lo más entretenido, aunque no fuera un adepto a ese tipo de música, ya  que sin detestarla, tampoco es de mis preferidas.
La pugna principal entre las dos divas fue evolucionando en esa 1T, de forma inteligente para evitar caer en el ridiculo que supondría una pelea semanal por cualquier nimiedad y el rodaje en el propio Nashville ampliamente promocionado por la potentísima industria musical local, lo convirtió en una especie de niña mimada para muchos críticos y espectadores.
Por desgracia, las presiones de la cadena ABC para convertirla en un culebrón mas convencional surtieron efecto, y a partir de la 2T, la calidad de la serie tanto musical como de las tramas cayó en picado, al centrarse en los bucles culebroneros de uniones y separaciones entre los miembros del reparto, con la adición de personajes invitados que entraban como un huracán y salían con el rabo entre las piernas al cabo de seis episodios.
La magia y el factor diferencial musical se perdió y las historias me empezaron a generar cada vez mas indiferencia, y acababa viendo la serie por inercia, y era consciente de mi indulgencia ante la incoherencia global de las historias y personajes que se contradecían con sus actos más que un tertuliano de Sálvame y acababa dejándola de fondo mientras hacía otras cosas.
Personalmente considero que fue una lastima la degradación de la serie,  reducida a algún número musical brillante de forma muy esporádica y casi tenían más interés las apariciones del reparto cantando fuera de la serie que dentro de la misma, como pueden comprobar en este video
Los actores:
Connie Britton es uno de los rostros mas reconocibles de la televisión americana, tras su debut en la gran sitcom “Spin City”, junto a Michael J. Fox, a donde llegó tras un papel en la película “Los Hermanos McMullen”. Siempre será recordada como la enorme Tami Taylor en la fabulosa “Friday Night Lights”,un papel imposible de mejorar.
Por ello de forma muy inteligente, decidió cambiar de registro para interpretar a una diva del country, a pesar de que cantar no es lo suyo (gracias Autotune)   consigue salvar la papeleta con buena nota,aunque mejor en las partes dramáticas que en las musicales, pero sigue siendo una gran actriz que seguiremos viendo en los próximos años en cualquier serie que empiece con “American” de Ryan Murphy
Hayden Pannetiere es una joven actriz, que no ha parado de trabajar desde su mas tierna infancia, su primer papel importante le vino cuando fue elegida como la hija adolescente que apareció por arte de magia en la vida de Ally McBeal.
Con solo 26 años, ya ha enlazado dos papeles importantes como el de la animadora Claire en “Heroes”, y el de la diva caprichosa Juliette Barnes, donde ha demostrado sus buenas dotes como cantante en un papel ideal para ella por haber sufrido en sus propias carnes la fama inusitada cuando era joven. Su maternidad y problemas posteriores al nacimiento de su bebe, han influido demasiado en las últimas temporadas, desdibujando demasiado la linea entre su vida real y la de ficción.
Charles Esten que daba vida a Deacon el vértice irregular del triangulo familiar de Rayna, tiene una carrera más curiosa, ya que nunca había pasado de papeles secundarios o de estrella invitada, destacando más como comediante improvisador que como actor dramático.
Me ha gustado mucho con un personaje complejo, con muchas adicciones y problemas que arrastra desde su juventud y que le impiden desarrollar todo su talento como músico, mas prestigioso que famoso.
En cambio debo decir todo lo contrario de Eric Close, que interpreta al marido de Rayna, Teddy, que está lejos de su mejor papel en “Sin Rastro” con una interpretación sosa y blandengue, aunque ser el único personaje no musical de la serie no dejaba de ser un problema para su integración en las tramas.
Por desgracia su evolución va a peor y al final sus únicas aportaciones de provecho eran de hacer de padre compresivo para sus dos hijas, interpretadas por las hermanas Lennon y Maisy Stella, porque de sus negocios profesionales mejor correr un tupido velo.
En el apartado de los aspirantes a músicos tenemos una verdadera ONU,  de izquierda a derecha el británico Sam Palladio ( Gunnar), la australiana Clare Bowen ( Scarlett) y el estadounidense Jonathan Jackson ( Avery)
De los tres el que más me ha convencido ha sido Jonathan Jackson, un actor curtido en los culebrones matinales, que resulta totalmente convincente en el papel con mejor evolución personal y musical de la serie, con el que era más fácil empatizar porque era la mejor persona de todos.
Mucho más desconcertado me dejaba Clare Bowen que a veces me parecía increiblemente boba y otras la más lista de la clase, aunque tiendo a decantarme por lo primero, tras repetir las mismas muecas de sosainas en cada capítulo. Su personaje era interesante, pero la manera de enfocar las decisiones de su vida , daban ganas de gritarle de todo a la pantalla.
A mitad de camino se queda Sam Palladio, al que solo había visto aparecer por “Episodes”, y en la serie cumple a secas, con otro personaje que caía demasiado en el terreno de lo abofeteable y en el que no mostraba demasiado rango de actuación.
Por último señalar a Chris Carmack, que se incorporó a mediados de la 1T, como un aspirante a cantante que debía esconder su homosexualidad, para evitar ser puesto en la lista negra de radios y discográficas del machote Nashville
Carmack empezó su carrera como modelo y con un papel en el culebrón juvenil “The O.C”, tras el que siguió trabajando en papelitos, hasta llegar a Will Lexington, un personaje necesario para normalizar la presencia del colectivo homosexual en todos los ámbitos, incluido el de la música country, y que ha tenido una gran evolución en la serie, sobreponiéndose a todos los problemas.
El final:
Las audiencias de la serie en la 3T hicieron peligrar mucho su renovación, pero finalmente el apoyo de la industria musical de Nashville fue decisivo para obtener una 4T, donde las cosas no mejoraron precisamente, pero parecía que no iban a tener grandes problemas para seguir hasta alcanzar el numero mágico de los 100 episodios.
De hecho a principios de año, la cadena hizo un anuncio sorprendente con la entrada como showrunners para la 5T de dos grandes productores como Edward Zwick y Marshall Herskovitz ( Treinta y tantos, My So-Called life) , en un género que no ha sido en el que han destacado precisamente, pero por lo menos suscitó la curiosidad de lo que su prestigio era capaz con un barco lleno de vías de agua.
A pesar de estos anuncios, la continuidad de la serie seguía en el aire, hasta que pocos días antes de la emisión del cierre de la temporada, la cadena ABC decidió anunciar su cancelación de la noche a la mañana. El episodio final de la 4T, que hasta hace pocas horas era el que cerraba la serie, es un magnifico ejemplo del que denomino el síndrome de la última escena.
El último capítulo había cerrado las tramas principales  de una forma soprendentemente aseada, que dejaban un final digno como si se olieran alguna cosa, pero todo el tinglado se viene abajo por el añadido gratuito de una escena final en forma de cliffhanger absurdo que lógicamente soliviantó a los fervientes seguidores de la serie.
Nadie entendía que sabiendo que estaba cancelada, no entraran en la sala de montaje y simplemente cortaran esa última escena, pero se guardaron ese as en la manga con la gran suerte que la cadena de música country CMT va a resucitar la serie para una 5T, aunque desconocemos las condiciones ,excepto la presencia de los grandes Herskovitz y Zwick al frente, una enorme incógnita a resolver.
Epílogo:
Nashville es una de esas series que prometía ser algo grande en su 1T y al final por sus propios errores no dejó de ser un vicio personal para la gente que le habiamos cogido un cierto cariño a unos personajes que podían haber dado mucho mas de si . Si les gustan los culebrones de toda la vida y no odían la música country ,denle una oportunidad porque a lo mejor les pasa lo mismo que a un servidor.
Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima
Lorenzo Mejino