Muere Fats Domino, el legendario cantante y pianista de Nueva Orleans

El País -España

El cantante y pianista Fats Domino, uno de los pioneros del rock and roll, ha fallecido este miércoles a los 89 años en su natal Nueva Orleans (Estados Unidos), rodeado de amigos y familia, según ha confirmado al portal TMZ una de sus hijas y también el forense que ha acudido a la vivienda del artista. La causa de la muerte no ha sido comunicada por el momento.





Antoine Fats Domino (Nueva Orleans, 26 de febrero 1928) no encajaba en los estereotipos de estrella del rock. Empezó a tocar el piano gracias a uno de sus cuñados, mezclando blues, country y música cajún.
Seguía casado con su primera esposa y ha criado a ocho hijos. Nunca le había gustado viajar fuera de Nueva Orleans: no quiso tocar cuando le hicieron miembro del Rock and Roll Hall of Fame (1989) y rechazó presentarse en la Casa Blanca. En general, desconfiaba de los extraños y solo le gustaba la comida que él mismo cocinaba.

 Él ya grababa discos cuando Elvis Presley todavía iba al instituto y formaba parte de la rica tradición del rhythm and blues de Nueva Orleans. Sí es cierto que fue descubierto por el público juvenil en 1955 , pero su música, relajada y amigable, se distanciaba del frenético rock and roll de Little Richard, aunque compartieran músicos a la hora de grabar. Su último intento de reconectar con la actualidad fue Fats is back, bonito elepé de 1968, donde recreaba algunos temas de los Beatles.

El músico era aclamado por su particular estilo al piano y por ser autor de temas como Ain't That a Shame, I'm Walkin y Blueberry Hill. Dominó ha vendido más de 65 millones de discos y recibió un Grammy por su trayectoria en 1987. Sus últimas apariciones públicas tuvieron como objetivo recabar esfuerzos y dinero para reconstruir Nueva Orleans y ayudar a las víctimas del huracán Katrina, en cuyas inundaciones perdió sus 20 discos de oro y otras distinciones. Domino destinó las ganancias del álbum Alive and Kickin, publicado en 2006, a ayudar a la reconstrucción de su ciudad. En sus últimos años, Domino se mostró reacio a actuar y rara vez salió de su querida ciudad natal. No obstante, fue a Indianola, Misisipi, en 2015 para tocar Amazing Grace en el funeral de B.B. King.